El COVID-19 impulsa el teletrabajo

La situación excepcional que vivimos ha impulsado el teletrabajo, pero muchas empresas carecen de las medidas de seguridad mínimas para proteger las actividades de los empleados que van a trabajar desde casa. Algunos consejos básicos son utilizar el equipo informático proporcionado por la empresa, extremar las precauciones frente al phishing (estafas por correo electrónico) y acceder sólo a sitios web que utilizan HTTPS (certificado de seguridad SSL), son algunas medidas principales que tenemos que tomar.

Dada la velocidad propagación del coronavirus, se han puesto en marcha como sabemos nuevas medidas de confinamiento para frenar su expansión. El teletrabajo se está convirtiendo en un día a día para empleados de la banca, profesores, abogados, etc. Muchas profesiones que hasta ahora requerían el desplazamiento a una oficina, han descubierto que también es posible trabajar desde casa.

De hecho, la situación actual ha impulsado que las compañías se planteen el teletrabajo en España de cara al futuro, no solo durante la etapa que estamos viviendo.

El problema principal es que la mayoría de las empresas de nuestro país no están familiarizadas con el trabajo en remoto. Los empleados que trabajan a distancia en España apenas suponen un 3% del total. Es un problema que no se había planteado hasta este momento.

En este sentido, se hace necesario, ahora más que nunca, adquirir las herramientas que nos permitan trabajar a distancia (centralitas virtuales con extensiones webRTC), así como proteger el entorno de trabajo.

Trabajar a distancia requiere la implementación de una serie de medidas de seguridad básicas para proteger la información confidencial de la empresa.

voIPer ofrece una serie de consejos para que el teletrabajo se realice de forma segura y la información confidencial de la compañía esté protegida:

Utiliza siempre que se pueda los equipos de tu empresa. Si tienes la posibilidad de llevarte el portátil de trabajo a casa, opta por esta opción.

Evita el uso de redes Wi-Fi públicas o de terceros. Además, asegúrate de que la configuración de tu red doméstica es correcta.

Extrema aún más tu precaución frente al phishing. No accedas a enlaces a través de correos sospechosos.

Accede únicamente a sitios web que utilizan HTTPS (SSL), que garantizan que la conexión es segura.

Preocúpate por que todas las contraseñas que protegen el acceso a tus cuentas sean robustas, individuales y conocidas solo por ti.

Mantén todos los sistemas y aplicaciones actualizados, tanto si los utilizas por motivos profesionales como a nivel usuario.

● Activa un antivirus potente en todos los equipos de trabajo.

Realiza copias de seguridad de forma periódica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *